Consejos para una entrevista a través de Skype

El uso de Skype en las entrevistas de trabajo es cada vez más frecuente debido, sobre todo, a que mucha gente se está animando a participar en procesos de selección para trabajar en el extranjero. Como las empresas comprenden que puede ser muy caro comprar un billete de avión con una semana (o unos días) de antelación, en su lugar utilizan esta herramienta para conocer a los candidatos.

Skype es un programa gratuito que viene a sustituir lo que antes era el Messenger, es decir, un software para hablar con nuestros contactos, ya sea usando sólo la barra de chat, mediante conversación telefónica o videoconferencia.

Consejos

A continuación os damos una serie de consejos a tener en cuenta para que nuestra entrevista de trabajo salga bien.

Lo primero que hemos hacer es pensar que esta entrevista es como las demás, sólo que no estamos en el mismo lugar físico que nuestro interlocutor. Por tanto, todas las normas de la entrevista normal son aplicables a la entrevista por skype: puntualidad, vestimenta adecuada (y no sólo la parte de arriba), lenguaje apropiado, actitud positiva, preparación… Lo que sí que va a ser diferente es la parte técnica y de configuración del lugar donde vayamos a poner el ordenador.

En primer lugar, nuestro nombre en Skype debe ser el que figura en el cv que entregamos al entrevistador, nada de nicknames ni frases porque puede causar una mala impresión. También hemos de elegir bien la foto que nos pongamos, preferentemente una de tipo carnet.

Debemos avisar a nuestra familia o compañeros de piso de que vamos a tener una entrevista para evitar ruidos y distracciones. Por otro lado, elegiremos una habitación tranquila y silenciosa, teniendo cuidado con el lugar donde coloquemos el ordenador, pues tenemos que tener en cuenta que la parte del fondo se verá. Lo mejor es que detrás de nosotros haya una pared vacía o lisa que no distraiga al interlocutor. Por otro lado, deberá tener suficiente luz, preferiblemente luz natural, o si vamos a utilizar un flexo, que no nos dé directamente en la cara.

Sería conveniente hacer una prueba antes con alguno de nuestros contactos para ver si el vídeo y el sonido funcionan bien. Así te ahorrarás posibles sustos. Asimismo, evitar navegar en internet o descargarte programas mientras hablas con el interlocutor porque puede afectar al vídeo y a la conversación, llegándose a colgar.

Ten preparados y a mano tanto tu curriculum como la carta de presentación u otros documentos que pienses que vayas a necesitar para no hacer perder tiempo al interlocutor.

Si la entrevista es en otro idioma, practica días antes posibles preguntas que sepas que te pueden hacer.

Por último, no te olvides de sonreír y de mirar a la cámara y no a la pantalla, porque si no parecerá que no tienes interés.

Si sigues estos consejos, además de tener en cuenta las normas generales para las entrevistas normales, puede contar con que todo irá muy bien.