Defectos propios de la entrevista

Para evitar defectos en la entrevista de trabajo, el candidato deberá ocuparse de averiguar quién será su interlocutor y de preparar la entrevista en consecuencia.

 

Los defectos en la entrevista pueden venir tanto del entrevistador como por parte del candidato entrevistado, pero siempre saldrá perdiendo éste último en caso de existencia de algún fallo o problema.

 

En las entrevistas de trabajo por medio de empresas de selección entrevistará un experto en técnicas de evaluación para entrevistas, pero en muchas ocasiones no tendrá ni idea del trabajo ni del gremio profesional en el que se mueva el entrevistado. Así que muchas cosas se le escaparán, no comprenderá y sobre todo hay que saber y no olvidar que el entrevistador es él y de quien depende la decisión. Hay que acudir a la paciencia, aun cuando el candidato puede estar nervioso porque de ello depende su futuro puesto de trabajo.

 

El entrevistador en estos casos tiene la psicología como formación pero no está capacitado para saber si el perfil técnico de la persona a la que entrevista es el idóneo. Esto puede producir desazón en el entrevistado, que deberá controlar dando, a la vez impresión de suficiencia y asertividad, sabiendo que el principal objetivo es la detección de la formación, personalidad y motivación; y la coincidencia de todo ellos en forma positiva para con la empresa.

 

Muy importante será la actitud que se presente, así que deben saberse controlar las reacciones y el comportamiento tanto verbal como físico.

 

Si la entrevista de trabajo queda en manos de un responsable de recursos humanos de la empresa, éste hará hincapié en los conocimientos propios del puesto pero suelen estar al día en técnicas de entrevista, conocen bien el perfil del puesto y tienen amplio conocimiento de la cultura empresarial. El candidato debe prepararse a conciencia la entrevista y los posibles temas de diálogo para no fallar en nada, pues este entrevistador se va a interesar tanto por su personalidad como por su capacitación técnica y motivación, tratará de predecir tu capacidad de integración y adaptabilidad, la compatibilidad con jefes y compañeros.

 

Cuando la entrevista queda a cargo de un técnico de la empresa, en ocasiones significará que ya se ha pasado una criba previa de parte de la empresa de selección o el responsable de recursos humanos, entonces es muy posible que el candidato se encuentre frente a frente con su futuro jefe.

 

Se tratará en este momento de cuidar los aspectos que devienen de ser evaluado, no por un técnico en entrevistas, sino por alguien que va a ver si el candidato es o no, un buen profesional, si la empresa se va a estar conforme  y si el candidato cuadra con el puesto.